4 ideas para envolver regalos y enamorar a primera vista

 

Si tienes un regalo especial para una persona especial, probablemente también quieras que sea especial el envoltorio. Para conseguirlo, no hace falta que te compres el papel de regalo más caro de la tienda, ni que te hagas con una caja preciosísima en una papelería. ¡Lo puedes hacer en casa y con pocos materiales! Añade creatividad y personalidad a tu regalo para que sea único ya antes de abrirlo. En este post te damos 4 ideas para envolver regalos que enamoran a primera vista.

 

Recicla alguna prenda que ya no te pongas

 

¿Tienes por casa unos vaqueros viejos que hace tiempo que no te sientan bien? ¿O quizá un jersey de lana roto o desgastado? ¡Es hora de sacarlos del armario! Con este tipo de telas (y casi cualquier otra), puedes envolver el regalo para darle un toque de lo más creativo. Siempre puedes inspirarte con las más de mil ideas que nos da Pinterest.

Reciclar es la primera de nuestras 4 ideas para envolver regalos. ¿Te atreves?

4 ideas para envolver regalos

Lo único que tienes que hacer es recortar un trozo en forma cuadrada o rectangular, que veas que llega para cubrir de sobra el paquete. Después, envuelve tu regalo y cierra la tela con una buena cinta adhesiva, con un poco de hilo o con grapas. Por último, puedes rematarlo con una cuerdecita en vertical y otra en horizontal. ¡Un lazo y listo para sorprender!

 

¡Todo vale si eres creativo!

 

En realidad, todos los materiales que se te ocurran pueden convertirse en un envoltorio maravilloso si le echas imaginación. Por si no nos crees, aquí va una lista de posibildades:

#1 Papel de periódico, para un toque formal y vintage.
#2 Flores naturales, campestres, incluso hojas bonitas. Pueden ser el toque final más fantástico para un regalo. ¡Las flores son la decoración de la naturaleza!

#3 ¡Mapas! Si a quien va a recibir el regalo le gusta viajar, un mapa puede quedar precioso para envolver su regalo.
#4 Un cartón de huevos. Sí, sí, si lo que vas a regalar cabe en un cartón de huevos, o si son varios detalles pequeños, este tipo de caja con un buen lazo puede quedar genial. ¡Nada más original!
#5 Un bote de mermelada. Si vas a regalar dulces, por ejemplo, o sales de baño.

#6 Un rollo de papel higiénico vacío se puede convertir en una cajita para joyas si le doblas las esquinas huecas hacia dentro.

Como ves, con un pelín de buen gusto puedes reciclar cualquier material que tengas por casa y convertir tu regalo en un detalle único.

 

Envoltorios personalizados para regalos únicos

 

Los envoltorios que identifican para quién son a primera vista son especialmente útiles si vas a hacer varios regalos a personas diferentes el mismo día. Esto pasa en las fechas señaladas como el día de Navidad o de Reyes. Pero también si tienes más de un hijo y les regalas algo a ambos, o si tienes varios amigos que cumplen el mismo día, o si vas a visitar familiares y llevas un regalo para cada uno. El caso es que se puede jugar con la personalización de los paquetes y es un detalle que suele hacer mucha ilusión. Te damos un par de ideas:

#1 Sopas de letras: utiliza un editor de texto para escribir en letras mayúsculas el nombre de tu amigo. Puedes hacerlo en vertical, en diagonal o en horizontal. Después, ve añadiendo otras letras al azar con un par de espacios entre cada una (puede ser más fácil utilizar la tecla Tab). Una vez tengas la sopa de letras lista, imprímela y, con un rotulador rojo, marca el nombre como si estuvieses resolviendo el pasatiempo. Envuelve el regalo con la sopa de letras y ¡listo!

#2 Nombres recortados: aquí hay dos técnicas que puedes utilizar. Una consiste en recortar de revistas y periódicos el nombre del destinatario y pegarlas en el paquete. La segunda es dibujar sobre papeles distintos las letras del nombre y recortarlas, consiguiendo que cada una tenga un estampado peculiar.

#3 ¡Ojos, bocas, narices! Si eres bueno dibujando, piensa en los rasgos más característicos de los destinatarios de los regalos. ¿Alguno tiene los ojos azules? ¿Algún piercing en la cara quizá? ¿Las orejas muy grandes? ¿Muchas pecas? ¡Dibuja estos rasgos en un papel! Luego solo tendrás que recortarlos y pegarlos sobre un envoltorio de color liso formando una cara. ¡Y a jugar! Cada uno tendrá que reconocerse en su paquete, verás cuántas carcajadas puedes conseguir.

 

Y estas 4 ideas para envolver regalos… ¿Valen para los peques?

 

A los niños no les suele importar mucho el envoltorio en sí, les da igual que esté bien o mal terminado. Lo que deberías hacer para impresionar a los más pequeños es usar un papel muy colorido, como por ejemplo, de cómics que tengas por casa. Supehéroes, tiras cómicas, clásicos… No importa, lo que cuenta es que sea vistoso y divertido.

Y si de verdad quieres ganarte al niño desde el minuto uno, ¡pon una piruleta en el paquete! Cuanto más grande y alegre sea el dulce, más le gustará el regalo que haya dentro del paquete. ¿Preparado para poner en práctica estas 4 ideas para envolver regalos? ¡Pues manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top