Regalar cámaras deportivas

Si tienes que hacerle un regalo a alguna persona aficionada a los deportes, especialmente si son de aventura, las cámaras deportivas son la mejor opción. En este post vamos a darte algunas de las razones por las que debes animarte a comprar este artículo.

En el último año, han aparecido muchas marcas que siguiendo el camino abierto por las cámaras go-pro se han animado a sacar sus versiones de las cámaras de video compactas más pequeñas. El motivo es el enorme éxito que han conquistado, convirtiéndose en uno de los artículos más regalados las navidades pasadas. Veremos que sucede este año.

 

regalar cámaras deportivas

Las cámaras de video compactas son muy interesantes porque nos permiten grabar videos en buenas calidades, sin tener que estar con el dispositivo en la mano y por ello regalar cámaras deportivas es una excelente opción para los aficionados al deporte. Aunque efectivamente tienen menos funciones que sus homólogas de mano, las compactas pueden utilizarse para las mismas cosas aunque no están pensadas para ello. Digo esto, porque mucha gente piensa que tienen menos calidad, o menos autonomía de batería, cuando en realidad lo único que las diferencia es que pueden colocarse en cualquier lugar y no tenemos que estar todo el tiempo pendientes de ellas.

En este sentido, existen en el mercado multitud de artículos para las cámaras de video compactas que nos permiten por ejemplo, colocarla en el capó de nuestro coche, en el casco cuando vamos en moto o en bici, en el pecho cuando descendemos un río haciendo rafting, escalada o incluso buceo. Estas cámaras deportivas están pensadas para tomar capturas de nuestras aventuras más extremas, de tal manera que una vez puestas a grabar nos podemos olvidar de ellas. También han supuesto un gran adelanto tecnológico pues han abierto la puerta a incluirlas en los drones aéreos posibilitando la grabación de tomas imposibles y extremas.

 

cámars deportivas

Si tienes que hacerle algún regalo a un amigo aventurero o al que le guste viajar, plantéate seriamente la posibilidad de regalarle una cámara de video mini. En este momento ya no sucede como cuando aparecieron hace un par de años con precios imposibles, sino que la gran competencia entre marcas y la aparición de nuevos modelos ha hecho bajar enormemente los precios. Te recomiendo, además, que acompañes tu regalo con alguno de los artículos específicos para enganchar la cámara a un casco o para poder sumergirla, ya que se venden por separado. Bajo ningún concepto se te ocurra comprarlos de una marca distinta a la de tu cámara, no sólo por la compatibilidad, sino por la seguridad. Una vez en funcionamiento, la seguridad de la cámara depende de estas carcasas y no merece la pena jugársela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll To Top